¿Qué es un logo?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Email

La mayoría de las personas utiliza el término «logotipo» para referirse al símbolo representativo de la identidad visual de una marca, pero, ¿sabes que realmente cada tipo de representación tiene un nombre concreto?

No queremos parecer muy puristas, y entendemos perfectamente que se utilice este término de manera coloquial. Pero como el saber no ocupa lugar, queremos explicarte qué nombre recibe cada tipo de representación y sus características.

Así que, si te ha picado el gusanillo de la curiosidad y quieres conocer la terminología correcta, enhorabuena. Aquí te lo explicamos.

El término logo deriva de la palabra griega «logos», que significa «palabra».

Podríamos decir que se trata de la representación gráfica de una marca; el concepto identificativo visual que la representa, ya que una marca es mucho más que esto (pero ese es otro tema del que podría hablarse, y se hablará, en otro post).

Gracias a esta representación gráfica los clientes pueden identificarte y recordarte con mayor facilidad, que al final es lo que buscamos, ¿no?, que nos recuerden y puedan diferenciarnos de la competencia.

Tipos de identidad visual

Logotipo

Llamamos logotipo a la representación gráfica de una marca en la que únicamente se emplea tipografía, es decir, en la que solo aparecen letras.

Si piensas en el logo de Google, Coca-Cola o ZARA verás que no aparece ningún tipo de símbolo añadido a las letras, pues eso es un logotipo.

Sencillo, ¿verdad? Por si aún tienes alguna duda, aquí te mostramos visualmente lo que es un logotipo, utilizando como ejemplo la identidad de Google.

logotipo google

Isotipo

Un isotipo es un símbolo o representación gráfica que es utilizado para representar a la marca. En este caso no se utilizan palabras, sino que mediante un elemento distintivo se intenta hacer reconocible la marca a la que pertenece.

Es un elemento muy característico y diferenciador que funciona independiente al nombre de la marca, pero cuyo uso hay que hacerlo con cuidado, ya que si nadie conoce el nombre de tu marca, ¿cómo va a reconocer tu isotipo? Para poder utilizarlo correctamente hay que realizar un buen proceso de branding en el que el usuario se familiarice con el símbolo y pueda relacionarlo con la marca a la que representa.

La manzana de Apple, por ejemplo, es un claro ejemplo de un isotipo bien trabajado. No necesitas leer la palabra «Apple» para reconocer que esa imagen de la manzana mordida la representa. Y si tienes dudas, mira la imagen de abajo. Un isotipo per-fec-to.

isotipo apple

Imagotipo

Un imagotipo es el resultado de la unión del logotipo y el isotipo. Es la representación gráfica que une palabras y símbolos, pero en la que ambos elementos pueden funcionar de manera independiente.

Por ejemplo, la imagen que mostramos de Spotify muestra su logotipo e isotipo unidos, creando con ello un imagotipo, pero en muchas ocasiones Spotify utiliza ambos elementos por separado, y su marca sigue siendo reconocible.

Isologo

Un isologo es un elemento visual la identidad corporativa de una marca, resultado de la unión indivisible de un elemento gráfico y un elemento tipográfico.

Es decir, al contrario que sucede con un imagotipo, en este caso los elemento que componen un isologo no funcionan por separado.

Diseñar una buena identidad gráfica

Diseñar una buena identidad gráfica  aportará muchos beneficios a tu marca.

No es solo conseguir un «logo bonito», no. Tu identidad te representa, y estamos seguros de que eres mucho más que solo «algo bonito», ¿no?.

  • Diferenciación: Tu marca lucha por hacerse un hueco en un mar lleno de tiburones. Porque lo más probable (a no ser que se te haya ocurrido la idea de tu vida y nadie más en el mundo esté ocupando tu nicho, hecho bastante improbable) es que tengas que pelear muy duro para hacerte un hueco dentro del mercado, por lo general ya bastante saturado. Si consigues una buena identidad visual, podrás comenzar a diferenciarte de la competencia.

  • Calidad: Tener una identidad gráfica bien trabajada, con un resultado logrado gracias a un buen proceso de diseño, aportará calidad a tu marca. Los consumidores serán capaces de percibir que tu marca no es ningún juego ni pasatiempo, sino que es una idea bien definida y pensada, en la que se ha invertido tiempo y esfuerzo con la intención de obtener los mejores resultados.

  • Reconocimiento: Tu identidad gráfica aportará reconocimiento a tu marca. Los usuarios serán capaces de reconocer tu empresa de un solo vistazo. Generar una identidad gráfica reconocible hará que los consumidores recuerden tu marca y puedan recurrir a tus servicios o producto fácilmente cuando lo necesiten.

Recuerda: Trabajar correctamente la identidad gráfica de tu marca no es ninguna tontería. Es una inversión que ayudará a que tu empresa pueda ser reconocida, diferenciada, valorada y recordada por tus consumidores. Por eso es muy importante dedicarle tiempo y trabajo a la hora de desarrollarla.